Logo Celestino

Recuperamos las comisiones ilegales que los bancos cobran por quedarse en descubierto

Fecha: 10 mayo, 2024 Categorías: Clásusulas abusivas | Comisiones por descubierto


Todos los bancos y entidades financieras saben, de sobra, que es una práctica  ilegal  cobrar a sus clientes comisiones por reclamación de posición deudora. Es decir,  lo que coloquialmente conocemos como  quedarse en números rojos en la cuenta, aunque también se aplica esta comisión cuando el cliente paga tarde la cuota de un préstamo, tarjeta o hipoteca.

Saben que esa praxis vulnera  multitud de artículos de la Ley de Consumidores y Usuarios, entre ellos el 85.6,  que prohíbe aquel tipo de cláusulas que supongan la imposición de una indemnización desproporcionadamente alta al consumidor que no cumpla con sus obligaciones.

Y saben, además, que existe una sentencia del Tribunal Supremo contra Kutxabank, de 29 de octubre de 2019, que se carga  estas comisiones.

Pero les da igual. Ellos siguen a lo suyo, como si no pasara nada,  y te las cobran. ¡Si cuela, cuela!. No se salva ni uno.

¿Qué es una comisión por reclamación de posición deudora o reclamación de descubierto?

Pues es una comisión que sigue apareciendo en todos los contratos de cuenta de todas las entidades financieras, en todos los contratos de préstamo personal, en todos los contratos de tarjeta de crédito y en todas las hipotecas.

Según esa comisión,  la entidad tiene derecho a cobrar 30, 35, 39 y hasta los 49 euros  -como viene haciendo el Banco de Santander- cuando el banco le “reclama” al cliente por haberse quedado en posición deudora.

Sin embargo, la Orden EHA 2899/2011 del 28 de octubre es muy explícita en su artículo 3.1: “(…) solamente podrán percibirse comisiones por repercutirse gastos solicitados en firme o aceptados expresamente por un cliente, y siempre que responda a servicios efectivamente prestados o gastos habidos”.

De ello se deduce algo muy evidente: el banco no puede cobrar la comisión porque no está prestando servicio alguno ni se está gastando un euro.

Decirle a alguien que ponga su cuenta al día no es prestarle ningún servicio. El banco solo podría  reclamar por “gasto habido”, pero tendría que ser un gasto real y justificado.  Si el banco enviara un burofax para reclamar y justificara documentalmente haberse gastado 30 euros en la reclamación, entonces sí podría cobrar. Pero, el gasto real  NO EXISTE. Como mucho, se envía, en raras ocasiones, una carta automatizada, pero lo habitual es un SMS gratuito automatizado o nada. O sea, gasto CERO.

La sentencia del caso Kutxabank

El Tribunal Supremo también ha sido muy taxativo  en este aspecto. Así lo puso de manifiesto la Sala de lo Civil del alto tribunal en un fallo, hecho público el 29 de octubre de 2019, que anuló por abusiva, la comisión de reclamación de posiciones deudoras de 30 euros que aplica Kutxabank a las cuentas que se quedan en números rojos.

El Supremo  afirma en el fallo que esta comisión incumple dos de los requisitos mínimos exigidos por el Banco de España. El primero, que puede aplicarse más de una vez sobre el mismo saldo deudor. Y, el segundo, que se plantea como una comisión automática, no negociada con el cliente.

El Supremo considera, además, abusivo que la comisión de Kutxabank de 30 euros se aplique tanto si la situación de descubierto dura un día o diez. Y que es demasiado vaga, porque no queda claro qué gastos implican al banco las gestiones para la recuperación de dicha deuda.

«No es igual hacer una simple llamada de teléfono que enviarle una carta por correo certificado, enviar un burofax o hacer un requerimiento notarial», afirma la sentencia.

Recuperamos estas comisiones desde 2016

Nuestro despacho lleva desde 2016 recuperando esas comisiones por reclamación de posiciones deudoras que siguen apareciendo en todos los productos financieros, y que no responden ni a un servicio prestado por el banco ni a un gasto real o efectivo que haya tenido la entidad.

El banco tiene que devolver al cliente  todas las comisiones de este tipo que le haya cobrado más los intereses desde cada una que haya percibido.  

Por ejemplo, si le ha cobrado una comisión de 39 euros el 4 de julio de 2006, le tiene que devolver, a día de hoy, 64,64 euros (los 39 euros más otros 25,64 euros de intereses). Por eso, y porque las entidades llevan años cobrando esas comisiones a muchas personas,  las devoluciones son muy potentes a veces.

Con nuestro trabajo procesal lo que hacemos es pedir la nulidad de la parte del contrato que regula esas comisiones, de modo que no hay que aportar todo el extracto. Al pedir la nulidad de la parte del contrato donde se establecen, la entidad tiene que devolver todas las comisiones cobradas desde el principio del contrato pues la nulidad – como le recuerda el TJUE al Supremo de vez en cuando para que no se le olviden los rudimentos del Derecho- no está sujeta a plazo de prescripción.

Lo que hace falta para interponer una demanda de reclamación  es una copia del contrato  y  un extracto donde se vea que alguna vez  le han cobrado las comisiones. No es necesario justificar, al interponer la demanda, todas las comisiones cobradas desde el principio del contrato.

Basta con justificar que la han cobrado en alguna ocasión. Como le pedimos al juez que declare la nulidad de la cláusula que establece las comisiones, una vez que se estima la demanda el juez decreta la nulidad de esa parte del contrato.

Con ello,  la obligación de restituir al consumidor todas las comisiones desde el inicio del contrato más los intereses desde cada cobro indebido.

En resumen, si el consumidor reclama la nulidad de la cláusula, triunfa. le ampara la legalidad y la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Así que si tienes este problema, no dudes en enviarme un wasap al 651845135, yo mismo te grabaré un audio con nuestras condiciones para reclamar.

Seguimos! Y ya llevamos más de ocho años reclamando estos abusos de la banca.



Warning: Undefined variable $url in /home/customer/www/celestinoabogado.com/public_html/wp-content/themes/celestino/functions.php on line 227

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad