Logo Celestino

WiZink perdió 35 millones en 2020 por el ERE, el covid y las ‘revolving’

10 marzo, 2021

Segundo año consecutivo de números rojos para WiZink, el gigante de las tarjetas de crédito revolving. Tras el peor año de su historia en 2019, con unas pérdidas de 210 millones, el banco participado por Värde Partners redujo los números rojos hasta 35,6 millones en 2020, según cifras comunicadas por la entidad.

Wizink destaca en su nota que estas pérdidas se debieron a varios impactos no recurrentes, mientras que los resultados ordinarios reflejaron un beneficio de 14,6 millones.

Estos golpes inesperados llegaron por el coste del ERE (expediente de regulación de empleo) cerrado el año pasado, de 14 millones; por las provisiones preventivas realizadas para cubrirse ante los efectos del covid-19, de 61 millones, y por la caída de ingresos derivada de la sentencia del Supremo por las ‘revolving’, que restó otros 60 millones.

Otro de los puntos que destacó la entidad es que durante 2020 no hicieron falta nuevas dotaciones por las demandas de las tarjetas revolving. La cifra actual de provisiones se sitúa en 148 millones.  

Por el cambio de precios en las tarjetas tras el fallo del Alto Tribunal, que se redujeron del 24% al 20%, la entidad financiera dejó de ingresar en 2020 unos 60 millones de euros.

A pesar de las pérdidas de los dos últimos años, WiZink tiene una ratio de capital CET1 del 18,1%, 428 puntos básicos por encima de su requerimiento de capital, y una tasa de préstamos sobre depósitos del 87%.

El nivel de actividad —crédito a clientes— se mantuvo estable en 2020, en torno a los 3.400 millones, aunque desde el banco reconocen que la concesión a nuevos clientes se ha frenado en los últimos meses por precaución ante los efectos de la crisis.