Logo Celestino

CASHPER, “tu amigo financiero” para microcréditos

Fecha: 26 abril, 2020 Categorías: Cashper | créditos rápidos | Microcréditos | Sin categoría


Con este lema se presenta en su web Cashper. Se trata de una de las decenas de empresas de microcréditos rápidos online que no han dejado de proliferar en nuestro país en los últimos años.

Una consigna que, como iremos viendo en el desarrollo de este post, supone la antítesis de lo que realmente llega a convertirse este tipo de  chiringuitos usureros.

Cashper pertenece a la sociedad Novum Bank Ltd, registrada en Malta. Resulta habitual que la sede de estas financieras esté en el extranjero cuando se habla de microcréditos rápidos. No obstante, esa deslocalización  no impide que se les pueda demandar con éxito.  

A pesar de que la avalancha de prestamistas es un fenómeno relativamente reciente en España, se han ido consolidando como el producto financiero de moda.

Su elevada demanda los ha convertido en un negocio al alza que, en muchas ocasiones, acaba atrapando a sus consumidores.

Sin embargo, se puede escapar de la trampa porque, aunque se publicitan por todas partes y a todas horas, se trata de un negocio ilícito. Basado en la usura salvaje, razón por la que todos estos contratos son nulos.  

Dinero sin requisitos

El principal gancho de estas empresas no es solo que te presten dinero, incluso aunque estés en el ASNEF u otro registro de morosos, y aunque no se disponga de ingresos fijos; también la facilidad y falta de papeleo con las que lo conceden.

En el caso de Cashper, préstamos personales en 10 minutos  “con absoluta seguridad y confidencialidad”.

Unos datos personales, DNI y una cuenta bancaria bastan para conseguir efectivo. Eso sí, a cambio de afrontar unos elevadísimos costes que se sitúan en los cuatro dígitos.

¿Cómo se tratan de justificar dichos costes?

Cashper practica lo que el Tribunal Supremo ha calificado como “concesión irresponsable de crédito” y pretende legitimar los disparatados tipos de interés que aplica en esa concesión irresponsable.

Su argumento es que, como le damos el préstamo a todo el mundo sin ningún requisito, por eso aplicamos esos intereses. Por ello, no es desacertado llamar a estas entidades “chiringuitos financieros”.

El Alto Tribunal  ya  ha explicado reiteradamente -la última vez en la sentencia de las “tarjetas WiZink” del pasado 4 de marzo– lo siguiente: “no puede justificarse la fijación de un interés notablemente superior al normal del dinero. Eso es por el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de modo ágil”.

Es el colmo!

La entidad genera el problema y busca una solución global: los que pueden pagar, ¿que lo hagan por los morosos?  Esto no es serio.

Las consecuencias de contratar este tipo de productos tóxicos  resultan muy perjudiciales para tu salud financiera.

Vamos a ilustrarlo con un caso real sobre el que estamos preparando una demanda contra dicha financiera.

Deuda disparatada

Nuestra clienta firmó un contrato con Cashper el 27 de junio de 2018. Hasta la fecha de finalización del mismo (31 de diciembre de 2018), recibió 1.350 euros con las siguientes condiciones: un tipo de interés mensual del 24%, un TIN (Tipo de Interés Nominal) de un 288% y una TAE, añadiendo los costes de comisiones y penalizaciones, de 1189,79%.

Hay que tener en cuenta que WiZink ha venido aplicando a sus contratos un 24% anual, y ya es un disparate. Pues…. los malteses estos, aplican un 24% mensual.  

La cantidad final a devolver, yendo todo bien, hubiera sido de 2.718,10 euros.

Y decimos yendo todo bien, porque no pagar alguna de las cuotas, dispara  la deuda contraída. En un punto del contrato, referido a los intereses de demora,  se especifica que:

Si el Prestatario no cumpliera cualquiera de sus obligaciones de pago bajo el préstamo a su debido tiempo, cualquiera que sea la causa y sin necesidad de requerimiento de pago alguno, vendrá obligado a satisfacer al Banco un interés indemnizatorio por la demora producida en el pago.

Los intereses de demora se abonarán con la misma cadencia que los intereses ordinarios, al tipo de interés de demora descrito en las Condiciones Particulares.

En cuanto a las comisiones pactadas en el contrato, se determina: que la comisión de reclamaciones de cuotas, intereses o amortizaciones impagadas, a percibir una sola vez por cada impago, transcurridos ocho o más días desde su vencimiento.

Este es el escenario que plantea Cashper.

En el contrato firmado por nuestra clienta aparece solo lo hipotético: lo que recibe y lo que va a pagar.

Sin embargo, esto no es lo que ocurrió en el caso que nos ocupa.  

Esta persona se retrasó en los pagos y, como consecuencia de ello, la deuda comenzó a aumentar y a aumentar.  

 Y si ya es disparatado lo que hay que devolver en sí, lo que hace Cashper ante cualquier incumplimiento es machacar  sin misericordia al solicitante.

Ya constituye una auténtica locura pagar en seis meses 1.368 euros por un préstamo de  1.350 euros. Pero es que  la usurera se atreve a afirmar que nuestra clienta, que ha pagado en total 1500 euros, le debe  más de 4000, al aplicarle intereses y comisiones de escándalo.

Un disparate, basado en un contrato DISPARATADO.  

Sin embargo,  es sencillo escapar de todo este suplicio. Solo hay que solicitar la nulidad del contrato. Cualquier juez de España anulará, sin ningún tipo de problema, un préstamo como este, con una TAE del 1189%.

La anulación del contrato va a conllevar no solo que nuestra clienta no deba a la usurera, sino que ésta tendrá que devolverle a ella la diferencia entre lo pagado (1500 euros) y lo financiado (1.350 euros). Eso significa que se librará de una deuda irreal de 4.000 euros y recuperará 150 euros.

FIN DE LA TORTURA!

Esto es aplicable a todos los contratos comercializados por este tipo de usureras.  

Y ojo!! La acción no prescribe. Por ello, si tienes contratos pagados con estos cuentistas de Malta u otros similares, te tienen que devolver todo lo pagado por encima de lo que te hayan prestado.

¡Mucho cuidado, por tanto, con recurrir a estas empresas usureras! Fácil comprender, a partir de todo lo expuesto, el suculento negocio que obtienen con sus microcréditos a costa de la desesperación de la gente.

Pero, si te has enredado…. Ponte en contacto con nosotros y nos cargaremos ese detrito financiero.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *